lunes, 11 de diciembre de 2017

12 de Diciembre: Día de la Virgen de Guadalupe, patrona de América

Se celebra el Día de la Virgen de Guadalupe, patrona de América

Los veinticinco templos consagrados en la Argentina a Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de América y Filipinas, celebraron el día de la virgen. En México, más de seis millones de peregrinos visitan año a año el Santuario de la Virgen, que se apareció en el año 1531 al indio San Juan Diego en el Tepeyac. Allí, los fieles llegados desde todo el mundo a la basílica de la Virgen del Tepeyac cuentan con la asistencia de cerca de 1.500 personas que el gobierno del Distrito Federal preparó para darles la bienvenida y asistirlos durante las celebraciones de la también patrona mexicana.

En Argentina, se programaron celebraciones especiales en honor de Nuestra Señora de Guadalupe en la basílica-santuario de Santa Fe, Javier de la Rosa 623, dedicada a la patrona de América.

"La aparición de la imagen de la Virgen en la tilma de Juan Diego fue un signo profético de un abrazo, el abrazo de María a todos los habitantes de las vastas tierras americanas, a los que ya estaban allí y a los que llegarían después", dijo el papa Francisco en Roma. Un sábado de 1531 a principios de diciembre, un indio llamado Juan Diego, iba muy de madrugada del pueblo en que residía a la ciudad de México a asistir a sus clases de catecismo y a oír la Santa Misa. Al llegar junto al cerro llamado Tepeyac amanecía y escuchó una voz que lo llamaba por su nombre. "l subió a la cumbre y vio a una señora de gran belleza, cuyo vestido era brillante como el sol, la cual con palabras muy amables y atentas le dijo:

"Juanito: el más pequeño de mis hijos, yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive. Deseo vivamente que se me construya aquí un templo, para en él mostrar y prodigar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a todos los moradores de esta tierra y a todos los que me invoquen y en Mí confíen. Ve donde el Señor Obispo y dile que deseo un templo en este llano. Anda y pon en ello todo tu esfuerzo".

La imagen de Guadalupe tiene muchos símbolos y al respecto, Francisco explicó que la Virgen María "cuando se apareció a san Juan Diego, su rostro era el de una mujer mestiza y sus vestidos estaban llenos de símbolos de la cultura indígena". "Siguiendo el ejemplo de Jesús, María se hace cercana a sus hijos, acompaña como madre solícita su camino, comparte las alegrías y las esperanzas, los sufrimientos y las angustias del Pueblo de Dios, del que están llamados a formar parte todos los pueblos de la tierra", expresó el pontífice.

Leo García



Leonardo Damián García, más conocido como Leo García, es un músico argentino de Rock, Pop y música electrónica.
Nació el 31 de agosto de 1970 en Moreno, provincia de Buenos Aires, desde muy chico sus influencias musicales han sido Gardel, The Beatles, Charly García, Serú Girán, Nino Bravo y Leonardo Favio. A los 13 años se muda a la provincia de Jujuy, al norte del país, donde descubre su pasión por los escenarios al entrar en contacto con peñas folklóricas locales.
En 1990 forma una banda de techno pop llamada Avant Press, con la que grabó varios álbumes. En 1996 Soda Stereo interpreta el tema "Cybersirena" en lo que sería su anteúltimo show en Buenos Aires, en el marco del Festival Rock & Pop Alternativo, celebrado en el estadio Ferrocarril Oeste. Un año después fueron invitados a la despedida de Soda en River. Fue colaborador y amigo de Gustavo Cerati.
En 1998, publica bajo el nombre de "El Santo" su primer hit, "Milla" (también conocido como "La isla del sol") en el disco Verano 1998 de OID Mortales, el cual fue erróneamente adjudicado por la gente a la banda El Símbolo, este tema más tarde fue versionado por estos últimos y además Leo García lo ha tocado varías veces con la banda Miranda!.
En 1999, Leo García empieza su carrera como solista y sale a luz su primer álbum: Vital. Compuso temas para y junto a otros artistas, entre otros la animadora infantil "Caramelito", Divina Gloria y Francisco Bochatón. Fue editado a través del sello Índice Virgen.
Ese mismo año también formó parte de la banda de Gustavo Cerati, fue trabajando en los arreglos y producción de su segundo álbum junto al ex Soda, durante la mega gira del disco Bocanada.
En el año 2001 lanza el single "Morrissey", dedicado al cantante inglés y utilizada por el artista para hacer una confesión homosexual.
En 2003 sale a la venta su tercer disco "Vos" con un sonido mas Pop.
En el año 2005 con "Cuarto Creciente" se acerca un poco más hacia el rock, e incluye un cover de la canción "Estrechez de corazón" del grupo musical chileno Los Prisioneros.
En 2006 colabora en el álbum Sobrevive del cuarteto chileno Kudai.
En 2007 es uno de los tres músicos, amigos de Cerati, que acompañan a Soda Stereo en la gira "Me Verás Volver". Participó del programa L&L junto con Leandro Fresco.
En 2008 y 2009 lanza sus discos "El milagro del pop" y "El milagro dance"; estos no salieron a la venta, los publicó en su sitio web para que puedan ser descargados en forma gratuita.
En 2009 es uno de los teloneros de Jonas Brothers y Demi Lovato.
En 2010 lanza su nuevo disco "Común y especial" con el cual realizó una gira recorriendo varios punto de la Argentina.
En 2011 participó con una de sus obras de arte en la edición internacional del libro de conmemoración de los 125 años de Coca-Cola . Ese mismo año integró el jurado del programa de Tv "La estrella Pop", emitido por la señal Quiero música en mi idioma.
En el año 2012 trabajó como productor y curador discográfico del flamante sello Geiser, que difunde a bandas nuevas..
En el 2013 llega "Algo real", compuesto por 12 canciones. Cuenta con artistas invitados, entre ellos Guillermo Beresñak, el reconocido trompetista Miguel Ángel Talarita y Gabriel Pedernera (Eruca Sativa).
En 2015 recibió el Premio Konex - Diploma al Mérito en la disciplina Solista Masculino de Pop
2016 lanza su nuevo disco "Música del corazón" bajo la producción de Litto Nebbia

http://www.leogarciamusic.com.ar/biografia.html

https://www.facebook.com/leogarciapop/

https://twitter.com/leogarciapop?lang=es

domingo, 10 de diciembre de 2017

11 de diciembre: Día Nacional del Tango

El 11 de diciembre fue elegido como el Día Mundial del Tango por los nacimientos de Carlos Gardel y Julio de Caro, los músicos más reconocidos del género.
Por iniciativa del compositor y productor artístico Ben Molar, el 11 de diciembre se celebra el “Día Nacional del Tango”, en conmemoración a las fechas de nacimiento de los creadores de dos vertientes del tango: “La Voz”: Carlos Gardel, el zorzal criollo, ídolo y figura representativa del tango, nacido el 11 de diciembre de 1890; y, “La Música”: Julio De Caro, gran director de orquesta y renovador del género, nacido el 11 de diciembre de 1899.

Esta fecha nació de un modo más que especial, era una noche de 1965, Ben Molar iba camino de la casa de Julio De Caro para festejar su cumpleaños cuando le surgió la gran idea: asoció la fecha de nacimiento de De Caro con la de Carlos Gardel. Cayó en la cuenta de que, además de ser las dos grandes vertientes, eran los dos grandes creadores nacionales.

Ese mismo año Molar presentó la propuesta a la Secretaria de Cultura de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, el 29 de noviembre de 1977, se promulgó el Decreto Nº 5830/77 por el cual se instauraba esta efeméride. En diciembre de ese año se aprobó el decreto a nivel nacional que estableció el 11 de diciembre como el “Día Nacional del Tango”.

JOYAS DEL TANGO.
Julio de Caro nació en Buenos Aires, fue un destacado violinista, director de orquesta y compositor de tango que marcó época con su trabajo y dedicación al género musical más representativo de Argentina. Su virtuosismo musical propició las contramelodías del violín y aportó elegancia a los recursos armónicos y melódicos del tango. Por su parte, Carlos Gardel, además de compositor, fue también cantante y actor de cine, así como uno de los máximos exponentes ...

sábado, 9 de diciembre de 2017

10 de diciembre: Día de la Restauración de la Democracia

Diez de diciembre: Día de la Restauración de la Democracia
El 10 de diciembre de 1983, el Dr. Raúl Alfonsín asumió la presidencia del país, poniendo fin al autodenominado «Proceso de Reorganización Nacional», una dictadura cívico militar de casi ocho años que tuvo como consecuencia la persecución y desaparición de miles de personas y un fuerte deterioro del aparato productivo, económico y cultural del país, más un serio desgranamiento del tejido social argentino.

En el año 2007, ambas cámaras del Congreso Nacional sancionaron la Ley N° 26.323 con la contundente declaración del Día de la Restauración de la Democracia, estableciendo la jornada del 10 de diciembre como la fecha conmemorativa que restableció en la Argentina el régimen democrático y el Estado de derecho en recuerdo de la asunción del presidente Raúl Alfonsín.

La declaración que estableció el Día de la Restauración de la Democracia surgió con el el fin de promover los valores democráticos, resaltando su significado histórico, político y social.

La democracia como forma de vida

La recuperación de la democracia fue posible gracias a un conjunto variado de actores y organizaciones, entre ellos, los partidos políticos tradicionales, sectores del movimiento obrero y organismos de defensa de los derechos humanos que articularon, progresivamente, la lucha contra la dictadura militar y sus irresponsables aventuras mesiánicas.

La construcción de la democracia comenzó el 10 de diciembre de 1983 y aún continúa. Porque para su consolidación y profundización, es necesario el aporte cotidiano de todos y cada uno de nosotros. Todos los días; todo el año. Toda la vida.

Y si bien se han recuperado las instituciones y se ha vuelto a un orden desde el punto de vista de la Constitución y la ley, se sigue confundiendo democracia con un mero acto comicial, faltando aún profundizar el criterio que explica a la democracia como una forma de vida.

Hoy, en vísperas del 10 de diciembre, se torna inevitable e imprescindible evocar el retorno a la democracia como sistema institucional y como hábito cultural, recordando las palabras de Raúl Alfonsín ante la Honorable Asamblea Legislativa, en circunstancias de su asunción, el mismo día que la democracia volvía a la Argentina para no irse nunca más.

Un 10 de diciembre de hace 33 años, pero con una absoluta vigencia en nuestra actualidad, ante los representantes de la nación, y previo al encuentro con una multitudinaria concurrencia que lo esperaba en Plaza de Mayo, decía Alfonsín:

«[…] La circunstancia no es propicia para la retórica. Es la hora de la acción y de la acción fecunda, decidida, comprometida e inmediata. Es la hora de hacer, de hacer bien, de hacer lo que la República reclama y el pueblo espera.

»[….] Los pueblos, como los hombres, maduran en el sufrimiento y no seríamos dignos del nombre de pueblo si no fuéramos capaces de aprender la lección del dolor. Lo primero que no debemos olvidar es que lo más valioso que tiene nuestro país son los hombres y las mujeres que lo habitan. No es el petróleo, ni las vacas, ni el trigo, ni las fábricas, sino el trabajo y la capacidad de creación de todos y cada uno de nuestros habitantes lo que da sentido y riqueza a nuestra Argentina, como a cualquier otra nación del mundo.

»[…] Nadie puede pretender que un gobierno no cometa errores. Pero de una vez por todas haremos que sólo sea el pueblo, por su libre voluntad y dentro de las instituciones democráticas, quien sea el único que juzgue y corrija esos errores. El dolor que vivimos nos ha enseñado que cada vez que se coarta el camino hacia la democracia, la inmensa mayoría de los argentinos termina perjudicándose.

»Tenemos una meta: la vida, la justicia y la libertad para todos los que habitan este suelo. Tenemos un método: la democracia para la Argentina. Tenemos un combate: vencer a quienes desde adentro o desde afuera quieren impedir esa democracia. Tenemos una tarea: gobernar para todos saliendo de la crisis que nos agobia».

«Con la democracia se cura, se come y se educa»

Nadie puede dudar que tras más de tres décadas de democracia todos nuestros derechos y libertades públicas se han consolidado. Nadie duda que la Democracia llegó para quedarse, y lo que AYER parecía tan lejano, HOY es una confirmación contundente: ya nadie piensa, más allá de las lógicas discrepancias, de los desencuentros ideológicos, de los más variados enfoques metodológicos o pragmáticos de cada sector particular y de las diferentes visiones, proyectos o programa que tenemos desde cada uno de nuestros partidos políticos, que alguien pudiera alterar el orden constitucional.

Muchos de nosotros provenimos de ámbitos donde la discusión política siempre fue algo corriente. El debate ideológico, las pujas internas, la defensa irrestrictita de los derechos humanos o los cuestionamientos a los totalitarios, los vivimos como habituales desde que tengo memoria. Soy hijo de esa cultura y, afortunadamente, nunca en el contexto donde nos desenvolvimos, la política fue “mala palabra”, ni las circunstancias hicieron que alguien que pensará distinto dejara de ser solamente lo que fue: un adversario, pero jamás un enemigo.

Así fue que durante años exclamé (son testigos muchos de mis hoy colegas, ayer estudiantes de Ciencia Política, Historia o formación docente) que el 10 de diciembre de 1983 es una de las fechas más importante de la historiografía argentina. Y pasadas más de tres décadas de la «primavera alfonsinista» se me ocurre partir de una reflexión: variaron muchas cosas en nuestras vidas desde aquellas expectativas juveniles, aunque sigo férreamente convencido de que no existe otra forma de forjar nuestro destino más que viviendo en democracia.

El folclore de aquel 83

Entre las notas salientes de la campaña política del 83 podríamos recordar una gran cantidad de hechos y anécdotas que engrosarán para siempre el imaginario popular argentino, marcando un antes y un después en la forma de analizar los procesos sociopolíticos nacionales.

alfonsin-1983
Raúl Alfonsín: Discurso retorno a la democracia.
Aquel tristemente célebre final de la dictadura. Los heroicos soldados de Malvinas acelerando el llamado a elecciones. Los multitudinarios actos públicos (con el penoso encendido del cajón mortuorio de Herminio Iglesias). La importancia de la propaganda televisiva como herramienta de persuasión y acercamiento. Las pioneras imitaciones del cómico Mario Sapag, popularizando a los candidatos. La acusación de la relación de Alfonsín con la Coca Cola. El pacto síndicomilitar del justicialismo. Los slogans. El bombo. Los cantitos políticos a la usanza de las hinchadas futboleras. Los gestos partidarios. Los dos dedos en V de los «compañeros». Los tres dedos de los «correligionarios» signando el número de su boleta. Las manos juntas sobre el hombro del candidato Alfonsín. Y así podríamos seguir un largo rato.

Pero si algo determinó el campo simbólico de la campaña presidencial 83 fue la oval inscripción de la sigla R.A. en medio de los colores de la bandera. Aquella gráfica que relacionaba Raúl Alfonsín con República Argentina invadió todos los rincones, y en todas las formas, adosada a la pegadiza palabra: AHORA.

Democracia para todos los tiempos

En aquel 83 Alfonsín reflejó la garantía de consolidación democrática después de la noche más oscura que el pasado argentino recuerde. A la violación de todos los derechos, el genocidio y la irresponsabilidad demostrada por los jefes del «proceso» ante la causa Malvinas, la figura de Alfonsín representaba, según el canto popular: «la vida y la paz». Gran parte de la sociedad vio en el líder de Chascomús, al garante del regreso democrático. Así, el mensaje de la época: se va acabar / se va acabar / la dictadura militar, parecía tener un solo destinatario. El hombre del afiche con las manos tomadas a un costado de sus hombros. El de la oratoria convincente. El que auguraba que «con la democracia se comía, educaba y curaba». El republicano que terminaba sus discursos recitando el preámbulo constitucional. Y aunque algunos acentuarán que no concluyó su mandato. Los levantamientos «carapintadas», la obediencia debida o la hiperinflación, distraerán probablemente en la evaluación final algunas otras notas más frescas en el tiempo: también se «peleó» con Clarín y la Sociedad Rural. Y juzgó, sin precedente en el mundo entero a las Juntas Militares involucradas en la dictadura, como jamás lo hiciera nunca ninguna nación, ni ninguna otra sociedad civilizada en la historia universal.

La calurosa tarde del domingo 30 de octubre de 1983, en Mendoza no deparó mayores sorpresas si nos guiáramos por lo que reflejaban los sondeos de opinión previos al acto eleccionario, tanto a nivel provincial como nacional. Y si bien aquellos políticos todavía no padecían de «encuestomanía – dependiente», el clima electoral fuertemente polarizado avizoraba un «alfonsinazo» que terminaría beneficiando a casi todos los candidatos radicales.

En estos momentos que transcurren, la figura de Alfonsín se agranda. Perteneció a esa casi extinguida raza de políticos con intransigentes convicciones. Honesto. Murió con los mismos bienes con los que llegó al poder.

Fue el estadista que sostenía que «por la amplia avenida de República los radicales ya estamos en la marcha, y al frente de nuestra columna van: Alem, Yrigoyen, Pueyrredón, Sabattini y Lebensohn, Larralde, Balbín, Illia. Los que estén a nuestra derecha pueden inspirarse si lo desean en Sáenz Peña o en Pellegrini, los demócratas progresistas en Luciano Molina o Lisandro de la Torre, los socialistas en Juan B. Justo o Alfredo Palacios, los peronistas en Perón o en Evita, pero juntos». El que en su mensaje del 83 también avizoraba: «iniciamos una etapa difícil, porque tenemos la responsabilidad de asegurar hoy y para los tiempos, la democracia y el respeto por la dignidad del hombre en Argentina».

Democracia y Bicentenario

Tengamos presente que las grandes gestas nacionales, los esforzados emprendimientos locales, los humildes agrupamientos vecinales, las poderosas organizaciones industriales, los justos reclamos gremiales, la acción cooperativa de cualquier Pyme, la protesta de un centro de estudiantes, la convocatoria a una asamblea de jubilados, el apasionado «aguante» a un club de fútbol o el más doméstico de los encuentros familiares, siempre que se consagraron exitosos, más allá de lo sencillo o complejo del acontecimiento, fue porque tuvieron en la amplia mayoría de los protagonistas un objetivo común que tomaron como prioritario.

Lo prioritario, se convirtió en la «bandera» convocante para establecer las pautas mínimas de un consenso en pos del bien común. Establecieron prioridades.

Precisamente, buscar «el consenso» para luchar por lo prioritario, es encontrar la «bandera» común, que con organización y prudencia, conducirá seguramente a la cima.

Pero también decíamos, que concertar políticas de Estado no implicaba perder la identidad, ni claudicar en nuestros principios, ni traicionar nuestra pertenencia partidaria. Si implicaba un esfuerzo, y un renovado compromiso, que nos obligó a deponer actitudes sectoriales para el beneficio de todos. Para el beneficio prioritario. Eso también es luchar en democracia.

Es tiempo entonces, de profundizar la tarea, pero también de buscar nuevos consensos, ya no sólo como medio para la transformación de nuestros espacios comunes, sino como la única fórmula posible para elaborar políticas sustentables y emancipatorias sobre el criterio de actitudes responsables. «Pensar en grande», como decía San Martín, quien también fuera un gobernador mendocino.

Por Gustavo Capone

viernes, 8 de diciembre de 2017

Árbol de Navidad: Por qué se arma el 8 de diciembre

Árbol de Navidad:

  El Árbol de Navidad se arma todos los 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción, y ocupa un lugar en los hogares hasta el 6 de enero, Día de Reyes. 
Varias son las versiones que explican esta duda, pero hay una que es la más conocida. En la antigüedad, los germanos pensaban que tanto la Tierra como los Astros pendían de un árbol gigantesco, cuyas raíces estaban en el infierno y su copa, en el cielo. 
Para celebrar el solsticio de invierno, decoraban un roble con antorchas y bailaban a su alrededor.

En el año 740, San Bonifacio, evangelizador de Alemania e Inglaterra, reemplazó el roble por un pino, en representación de la Santísima Trinidad y como símbolo de amor eterno de Dios y de vida eterna. Fue adornado con manzanas, como símbolo de la tentación cristiana, y velas, por la luz del mundo.
  La estética fue cambiando y se comenzó a decorar con bolas y guirnaldas. Esta tradición comenzó en Alemania en 1605 , con la idea de darle calidez al frío del invierno. En el Castillo de Windsor, Reino Unido, se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, y los hogares españoles llegó en 1870. En relación a la costumbre de armarlo el 8 de diciembre, la historia dice que el Papa Pío IX proclamó en esta misma fecha, pero de 1845, un documento llamado Ineffabilis Deus. En el texto estableció que el alma de María, en el momento en que fue creada, estaba adornada con la gracia santificante. Si bien no hay una conexión directa entre la fecha y el Árbol de Navidad, a medida que fueron pasando los años está costumbre se fue ensamblando cada vez más. Preparemos nuestro árbol que está dentro de nuestro corazón.

jueves, 7 de diciembre de 2017

8 de Diciembre – Inmaculada Concepción de la Virgen María

El Día de la Inmaculada Concepción de María fue declarado el 8 de diciembre de 1854 por el entonces Papa en ejercicio, Pío Nono, quien después de haber recibido peticiones de distintas universidades del mundo, se congregó en la Basílica de San Pedro, en Roma, y realizó el anuncio:

"Declaramos que la doctrina que dice que María fue concebida sin pecado original, es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como dogma de fe", dijo ante más de 200 obispos y embajadores y miles de fieles presentes.
En el momento del anuncio, sonaron al unísono las 300 campanas de las torres de Roma y volaron varias palomas mensajeras. Simultáneamente, en todos los templos católicos del mundo se celebraron grandes fiestas en honor de la Inmaculada Concepción.

De acuerdo a la fe católica, el Padre, desde su primera instancia la preserva del pecado original, preparándola para convertirla en la madre de su Hijo. Fue así que el Señor puso a María por encima de todas las demás criaturas, haciéndola la más humilde y la más servidora.
La Festividad de la Inmaculada Concepción es celebrada con ese nombre en países como la Argentina, España, Nicaragua, Uruguay y Perú.

Es la fiesta mariana más conocida y venerada de la cristiandad especialmente en los países hispánicos. El dogma de la Inmaculada Concepción de María, proclamado por Pío IX el 8 de diciembre de 1854 dice que: “María, por un privilegio único, fue preservada de la mancha original desde el primer instante de su concepción”. A partir de este acontecimiento la festividad pasó a ser la más popular y solemne de la Virgen.

Desde el siglo VII se celebraba en Oriente, en Irlanda en el siglo IX, en Inglaterra en el siglo XI, y España, dos siglos antes de la definición dogmática, proclamó con autorización pontificia, a la Inmaculada como Patrona de España y de sus Indias. El concilio de Baltimore, la declaró Patrona de los Estados Unidos de Norteamérica.

En algunos países como el nuestro comienza la tradición navideña, donde se espera el 8 de diciembre para armar el Árbol de Navidad, además se realizan celebraciones en su honor en distintas diócesis, santuarios, parroquias y capillas que la tienen como patrona pero también en varios templos que no están especialmente puestos bajo esa advocación, ya que es feriado nacional y día de precepto, una de las fiestas más importantes de la Iglesia.

La definición contenida en la bula Ineffabilis Deus, de 8 de diciembre de 1854, es del tenor literal siguiente:

"...Para honra de la Santísima Trinidad, para la alegría de la Iglesia católica, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra: Definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles. Por lo cual, si alguno tuviere la temeridad, lo cual Dios no permita, de dudar en su corazón lo que por Nos ha sido definido, sepa y entienda que su propio juicio lo condena, que su fe ha naufragado y que ha caído de la unidad de la Iglesia y que si además osaren manifestar de palabra o por escrito o de otra cualquiera manera externa lo que sintieren en su corazón, por lo mismo quedan sujetos a las penas establecidas por el derecho"



miércoles, 6 de diciembre de 2017

Decide ser feliz ahora mismo

Decide ser feliz ahora mismo

"La felicidad no está en el destino sino en el camino.
La felicidad depende de cómo vives, no de una meta
que persigues. Por eso, decide ser feliz ahora mismo
en medio de los apuros, el dolor y los contratiempos.

No permitas que tu pasado acabe con tu presente
y arruine tu porvenir. No te pierdas el ahora preparando
un futuro que acaso no has de vivir. Lo que necesitas
es valorarte, aceptar la realidad y transformarla
con la paciencia y la cordura del amor.



Atesora suficiente fortaleza para no rendirte y suficiente
confianza para derrotar los temores, Ten fe suficiente
para confiar, amor suficiente para servir, esperanza suficiente
para conquistar tus sueños. Recuerda que lo extraordinario
se esconde en el encanto de lo ordinario cuando haces
todo con amor. Vive abierto al perdón y a los cambios,
sé libre en el desapego, puro en la integridad,
sereno en tu fe. Sé feliz ahora.

Los mejores momentos de tu vida serán aquellos en que vivas
inspirado en el amor a Dios, a ti mismo y a los otros.
Seguramente ya comprobaste que tu felicidad nace de amar
y servir, no de nacer con buena estrella. Y también habrás
aprendido que puedes estar alegre y en paz, aunque enfrentes
serias dificultades. Hay días en los que no te queda ni un asomo
de confianza, pero el sol vuelve a salir y tu ánimo vuelve a crecer.

El secreto está en ser paciente y tolerante, actuar con desapego
y nunca apartarte del Buen Dios. Las derrotas dejan de ser tales
cuando aprendes algo y las penas se aligeran en una perspectiva
de infinito. Con Dios en tu alma puedes encender brasas dormidas,
mirar hacia lo alto y cerrar viejas heridas. Todos somos seres
migratorios y "un día veremos que la muerte no puede robarnos
nada de lo que nuestra alma ganó".

Eres un ser de amor que comete errores y te conviene mirarlos
como enseñanzas en el camino espiritual. Está bien
que te responsabilices de tus actos y enmiendes el mal causado,
pero hazlo con una amorosa compasión.

Perdónate y perdona, descarga los pesos que te hunden,
y mírate a ti mismo y a los otros con humildad y con ternura.
Cuando la Biblia dice que fuimos hechos del barro, nos recuerda
nuestra fragilidad y nos invita a ser humildes.

Pero también nos dice que somos creados a imagen
de Dios y nos pone de presente cuán maravillosos somos.
Tú eres un ser de luz, eres amor, eres paz y armonía.
Ámate mucho, perdónate y vuela en libertad.
Convierte tus límites en alas, vive a Dios en ti
y sé lo que eres: un ángel para todos
y un regalo para el universo.

Gonzalo Gallo González

martes, 5 de diciembre de 2017

6 de Diciembre: Día nacional del gaucho


En nuestro país, el día nacional del gaucho se celebra el 6 de diciembre en conmemoración a la publicación de la primera parte de la novela El gaucho Martín Fierro, de José Hernández, obra que es considerada la más importante de la historia literaria de la Argentina, fecha que fue oficializada el 15 de diciembre de 1993 por la sanción de la ley Nº 24303. Se recuerda el día de publicación de la primera parte del poema “El Gaucho Martín Fierro”
Fue oficializado el 15 de diciembre de 1993. A través de uno de los personajes más representativos del ser nacional, Hernández puso todo su empeño en defender a los paisanos de las injusticias que se cometieron contra ellos. Martín Fierro cuenta la historia de un gaucho de la región pampeana, que a principios del siglo XX comenzó a ser visto como un arquetipo de la nacionalidad argentina, es decir, la figura que mejor representa a nuestro país, recordándolo nos reencontraremos con nuestras raíces y nuestra propia identidad nacional. Por eso, se decidió ligar el nacimiento del autor del Martín Fierro, el 10 de noviembre, con la celebración de la tradición argentina y la fecha de la primera edición de su obra con el reconocimiento a la figura del gaucho. En este sentido, a través de una ley, se estableció la creación de una Comisión Nacional del Gaucho, la misma tiene por objeto la promoción de los eventos conducentes a la celebración del Día Nacional del Gaucho, rescatando y difundiendo las manifestaciones culturales gauchescas.
El Gaucho La palabra gaucho deriva del término quechua "huachu", que significa sin padres. Esta palabra se usó en las regiones del Plata, Argentina, Uruguay y aún en Brasil, para designar a los jinetes de la llanura o pampa dedicados a la ganadería. El gaucho es una especie de vagabundo de la pampa, rústico y varonil que sabe defender su honor y demuestra valentía en circunstancias de peligro Su origen criollo proviene de la mezcla de sangre entre el español y el indígena.
El Gaucho, según cuenta la historia:
El gaucho luchó durante doscientos años contra las hostilidades de los indígenas y la tierra. Forjó un espíritu noble y osado. Vivió nómada, sin apegos ni prejuicios, cantó su rebeldía y amó la libertad. Nunca tuvo patrones y se ganó el sustento trabajando en el campo. Hábil jinete y criador de ganado se caracterizaba por su destreza física, su altivez y su carácter reservado y melancólico. Realizaba casi todas las faenas a caballo, animal que era su mejor compañero y toda su riqueza. El lanzamiento del lazo, la doma, el rodeo de hacienda y las travesías, eran llevadas a cabo por los jinetes que hacían del caballo su mejor instrumento. La Vestimenta La ropa del gaucho fue cambiando con quitas y agregados. 
En los principios, el gaucho de la pampa guardaba todavía semejanzas con sus predecesores inmediatos: el vaquero andaluz y el beduino errante. Más tarde fue admitiendo cambios que se vieron en la indumentaria, en sus costumbres cotidianas y hasta en el arreglo de su caballo. Lentamente, se volvió "paisano", y cuando llegaron los vascos, les impusieron la boina de Vizcaya, a los peones de faena. La rastra, sin embargo, siguió intacta, lo mismo que las espuelas, el cuchillo -caronero, facón o daga- y el poncho. Estas fidelidades indican pertenencia y son las señales de nuestra leyenda. La boina fue reemplazando de a poco al sombrero "serenero" la golilla y el norteño "panza de burro", pero indemnes los gachos o chambergos de ala doblada y sujeta a la copa, de original confección española, como lo es de herencia el sombrero correntino, típicamente andaluz. No obstante las alteraciones de las épocas, ahí están los recados y rebenques que estuvieron siempre, y hasta el lazo, que fue orgullo en los primeros tiempos.
Tareas en las que se desempeña
  El gaucho era un hombre muy diestro para dominar a los animales. Los conocía bien y no les temía. Era rudo, astuto y hábil jinete. Para la yerra siempre se lo convocaba. También era domador incomparable amansando a los potros más salvajes. En las tareas del arreo era un experto y sabía dirigir la hacienda por los terrenos más tortuosos. Arriero: es el que arrea el ganado, especialmente en la región andina. Entre los quichuas el arriero de las montañas recibía el nombre de curumí. Tropero: es, en nuestro país, el conductor del ganado especialmente vacuno. Lo que lo obliga a ambular frecuentemente por los valles y por las pampas.
Entre todos los trabajos del gaucho, el más paciente y heroico fue el del tropero.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Los hijos son como navíos…

Al mirar un navío en el puerto, imaginamos que está en su lugar más seguro, protegido por una fuerte ancla. Sin embargo, sabemos que está allí preparándose, abasteciéndose y alistándose para ser lanzado al mar, cumpliendo con el destino para el cual fue creado, yendo al encuentro de sus propias aventuras y riesgos.

Dependiendo de lo que la fuerza de la naturaleza le reserve, tendrá que desviar la ruta, trazar otros caminos y buscar otros puertos.Pero retornará fortalecido por el conocimiento adquirido, enriquecido por las diferentes culturas recorridas. Y habrá mucha gente esperando feliz en el puerto.

Así son los HIJOS. Tienen a sus PADRES, o sea el puerto seguro, hasta que se tornan independientes.

Por más seguridad, protección y manutención que puedan sentir junto sus padres, los hijos nacieron para surcar los mares de la vida, correr sus propios riesgos y vivir sus propias aventuras.

Cierto es que llevarán consigo los ejemplos adquiridos, los conocimientos obtenidos en el colegio, pero lo más importante estará en el interior de cada uno:

LA CAPACIDAD DE SABER SER FELIZ

Sabemos que no existe felicidad inmediata, que no es algo que se guarda en un escondite para ser dada o transmitida a alguien.El lugar más seguro para el navío es el puerto. Pero no fué construído para permanecer allí.

Los padres piensan que serán el puerto seguro de los hijos, pero no pueden olvidarse que deben de prepararlos para navegar mar adentro y encontrar su propio lugar, donde se sientan seguros, con la certeza que deberá ser, en otro tiempo, un puerto para otros seres (los nietos).

Nadie puede trazar el destino de los hijos, lo que sí podemos hacer es tomar conciencia y procurar que lleven en su equipaje VALORES como:

HUMILDAD, SOLIDARIDAD, HONESTIDAD, DISCIPLINA, GRATITUD Y GENEROSIDAD.

Los hijos nacen de los padres, pero deben convertirse en CIUDADANOS DEL MUNDO. Los padres pueden querer que haya siempre una sonrisa en los hijos, pero no pueden sonreír por ellos.

Pueden desear su felicidad, pero no pueden ser felices por ellos.

LA FELICIDAD CONSISTE EN TENER UN IDEAL PARA BUSCAR Y LA CERTEZA DE ESTAR DANDO PASOS FIRMES EN EL CAMINO DE ESE LOGRO.

Los padres no deben seguir los pasos de los hijos y los hijos nunca deben descansar en los pasos que los padres alcanzaron.

Los hijos deben seguir desde el puerto a donde sus padres llegaron y como los navíos, partir en busca de sus propias conquistas y aventuras.Para ello, requieren ser preparados y amados, con la certeza de que:

'QUIEN AMA EDUCA'.

¡Cuán difícil es soltar las amarras y dejar partir al navío!....Sin embargo, el regalo de amor más grande que puede dar un padre es la autonomía.

Gentileza, Marian Benedit

domingo, 3 de diciembre de 2017

TUS LÁGRIMAS

TUS LÁGRIMAS :

Cuentan que había una vez un señor que padecía lo peor que le puede pasar a un ser humano: su hijo había muerto.
Desde la muerte y durante años no podía dormir. Lloraba y lloraba hasta que amanecía. Una noche, mientras dormía se le apareció un ángel y le dijo:
- Basta ya de llorar.
- Es que no puedo soportar la idea de no verlo nunca más.
El ángel le respondió:
- ¿Lo quieres ver?.
El hombre lógicamente responde afirmativamente. Entonces el ángel lo agarró de la mano y lo subió al cielo.
- Ahora lo vas a ver, quédate acá.



Por una acera enorme empiezan a pasar un montón de niños, vestidos como angelitos, con alitas blancas y una vela encendida entre las manos. El hombre dice:
- ¿Quiénes son?
Y el ángel le responde:
- Éstos son los niños que han muerto en estos años y todos los días hacen este paseo con nosotros, porque son puros.
- ¿Mi hijo está entre ellos?
- Sí, ahora lo vas a ver.
Y pasan cientos y cientos de niños.
- Ahí viene, le avisa el ángel.
El hombre lo ve. ¡Radiante!, como lo recordaba. Pero hay algo que lo conmueve: entre todos es el único niño que tiene la vela apagada, y él siente una enorme pena y una terrible congoja por su hijo. En ese momento el niño lo ve, viene corriendo y se abraza a él. El padre abraza a su hijo con fuerza y le dice:
- Hijo, ¿por qué tu vela no tiene luz? ¿no encienden tu vela como a los demás?.
- Sí papá, cada mañana encienden mi vela igual que la de los demás niños. Pero, ¿sabes qué pasa papá? Cada noche tus lágrimas apagan la mía.

AUTOR DESCONOCIDO.