martes, 18 de diciembre de 2018

Espíritu de la Navidad: Dialogar y dar gracias

Cada 24 de Diciembre desciende una energía muy especial sobre la Tierra: El amor de Cristo se derrama sobre nosotros, Esa energía se sostiene hasta el 6 de enero, fecha en que culturalmente se asocia a la visita de los Tres Reyes Magos.Es una oportunidad de cambio. De nacimiento. Ese niño Jesús que nace en el pesebre, es nuestro niño interior que vuelve a renacer en nuestro corazón.

Acepta las bendiciones
En principio lo que podemos hacer es vivir estas fiestas cn un sentido espiritual.
Esta es una experiencia individual, tuya de comunión con Dios. Esa un tiempo de acercamiento y reconciliación. De diálogo. Es que a veces nos enojamos con Dios, las cosas no nos salen como nosotros queremos, nos enfrentamos a desafíos y pruebas que nos pone la vida y enseguida señalamos con el dedo acusador hacia el cielo. Esta experiencia espiritual es de ir despojándonos de nuestras viejas vestiduras, de todo lo que está demás en nuestras vidas y volver a lo esencial. Cuando lo miramos de esta perspectiva ns damos cuenta de lo mucho que tenemos y de lo poco que necesitamos. Comienza este diálogo con el Señor, cuéntale tus problemas y silenciosamente escucha su respuesta. Escribe en tu cuaderno de ejercicios estos pensamientos, todo lo que viene a tu mente, como si fuera tu diario.
Libérate de todos los caprichos de tu ego, todo eso te separa del amor de Dios y de tu prójimo. Cultiva la sencillez. Valora a las personas que están a tu lado y amorosamente aléjate de aquellos que te hacen daño(es una manera de amarte a tí mismo) no busques culpables en los demás, ni te eches la culpa a tí mismo. Abandona todo tipo de pensamientos negativos, simplemente conéctate con la Luz y recibe sus bendiciones.
La mesa del Señor
En la mesa del 24 puedes proponerle a los presentes que den las gracias, a su manera, por los regalos que la vida les dio durante el presente año.
La antigua tradición de bendecir y agradecer los alimentos es muy auspiciosa para realizar en la Nochebuena porque junto con la bendición se produce la "multiplicación de los panes" y asegura un próximo año en abundancia.
Que el Ángel de Navidad descienda sobre cada uno de nosotros.
Diario Popular

lunes, 17 de diciembre de 2018

Los Ángeles

Cuando el pueblo Judío era esclavo de los Egipcios, un Ángel se le aparece a Moisés para darle instrucciones que Dios tiene para él.
Moisés cuidaba las ovejas de su suegro Jetro, que era sacerdote de Madián. Un día las llevó a través del desierto y llegó hasta el monte de Dios, que se llama Orbe.

Allí el Ángel del Señor se le apareció en una llama de fuego, en medio de una zarza. Cuando el Señor vio que Moisés se acercaba, lo llamó desde la zarza y le dijo:"No te acerques y descálzate porque el lugar en el que estás es Sagrado"(Éxodo 3. 1-5.)
Descalzarse antes era entrar a un Templo o a un lugar sagrado y es una costumbre que conservan algunas culturas, lo hacen los chinos en sus pagodas, lo hacen en la India en sis ashrams y monasterios de tibetanos en sus templos. La idea de descalzarse tiene varios significados, pero uno de ellos es no traer impurezas, ni energías de baja vibración a un lugar de Luz, es por eso que debemos dejar el calzado en la puerta. La calle, los lugares públicos están llenos de suciedad, bajas vibraciones y energía negativa. Cuando uno entra a un lugar sagrado no debe contaminar ese espacio con esa energía. Incluso si tienes un cuarto de meditación e tu casa, o en ti dormitorio, es conveniente dejar el calzado en la puerta y usar unas chinelas que no tengan contacto con el mundo exterior, así conservarás la pureza de esos espacios.
También el profeta Daniel fue visitado por esos Seres Alados.
El Rey Nabucodonosor había tenido un sueño, sus sabios no supieron interpretarlo, entonces llamaron a Daniel quien había recibido en sueños las revelaciones y la explicación de su significado.
El Rey mandó a construir una estatua de oro y ordenó que todos se arrodillaran a adorarla cuando escucharan los instrumentos, pero tres jóvenes que trabajaban en la administración de a provincia de Babilonia y eran judíos no adoraban estatuas. El rey se enfureció y mando a matarlos. Entonces ordenó calentar el horno siete veces más de lo acostumbrado. Los tres jóvenes vestidos con las ropas de los cargos que ocupaban, fueron atados y y arrojados al horno ardiente. Como el rey había ordenado que su órden se cumpliera al instante y el horno estaba muy encendido, las llamas alcanzaron y mataron a los soldados que habían arrojado a los tres jóvenes. Entonces Nabucodonosor de levantó muy asombrado y dijo a los Consejeros de sus gobierno: No arrojamos al fuego a tres hombres atados? Pues yo veo cuatro hombres desatados que caminan en medio del fuego y el cuarto tiene aspecto de ángel,
Entonces el Rey exclamó: Alabado sea el Dios de Sadrac, Mesac y Abednego que envió a su ángel ara salvar a sus siervos fieles, que no cumplieron la orden del rey prefiriendo morir antes que arrodillarse a adorar a otro que no fuera su Dios. (Daniel3. 19-28)
Diario Popular

domingo, 16 de diciembre de 2018

Significado de Árbol de Navidad

El árbol de Navidad es un elemento decorativo de gran simbolismo para la celebración de la Navidad.
El árbol navideño es tradicionalmente decorado con una estrella, bolitas de colores, luces, guirnaldas y lazos.


Puede ser tanto natural (una planta conífera que puede ser un ábeto o un pino), o artificial, en cuyo caso suele ser de plástico o estar fabricado con materiales sintéticos que emulan un árbol natural auténtico.

Su color verde y su forma de punta son símbolos de la vida y el amor de Dios,perp básicamente hacen referencia a la Santísima Trinidad y las luces que lo adornan nos remiten al misterio de la Nochebuena, cuando Jesucristo llega al mundo trayendo la luz de una nueva esperanza.

Asimismo, recuerda al árbol del Paraíso, de cuyo fruto comieron Adán y Eva, incurriendo en el pecado original. En este sentido, también hace referencia a Cristo, el Mesías prometido para lograr la reconciliación.

La tradición de poner los regalos de Navidad al pie del árbol para los niños, sea que los traigan los Reyes Magos, San Nicolás o Santa Claus, es posterior, y, sin embargo, tiene un profundo sentido cristiano, pues recuerda que del árbol proceden todos los bienes.

El árbol navideño es considerado una adaptación del árbol de la vida o árbol del universo (conocido como Yggdrasil), propio de la mitología nórdica, en el cual estaba representada la cosmovisión de los pueblos del norte de Europa.

Este árbol era usado para celebrar el nacimiento del dios del Sol y la fertilidad, conocido como Frey, en fechas cercanas a las de nuestra actual Navidad.

Durante la evangelización de Alemania, en el siglo VIII, se cuenta que San Bonifacio, para acabar con la adoración de dioses que desde el punto de vista del cristianismo eran paganos, cortó el árbol y en su lugar puso un pino de hojas perennes, que simbolizaba el amor de Dios, y lo adornó con manzanas, en representación del pecado original, y velas, símbolo de la luz de Cristo.

Esta costumbre alemana se difundió por toda Europa en la Edad Media. Por medio de la Conquista española y las migraciones, la tradición llegó a América. Poco a poco fue evolucionando: se cambiaron las manzanas por esferas y las velas, por focos que representan la alegría y la luz que Jesucristo trajo al mundo. Con el tiempo, las manzanas y las velas se transformarían en bolitas y luces, tal como nuestro árbol de Navidad actual.
El árbol de Navidad es, por lo general, una conífera de hoja perenne, de forma triangular. Se adorna con algunos de los siguientes elementos.

Estrella: simboliza la estrella de Belén, astro guía de los tres Reyes Magos hasta Jesucristo; se coloca en el tope del árbol. Representa la fe que debe guiar nuestras vidas.
Bolitas: representan los dones que Dios entregó a los hombres; se cuenta que inicialmente había sido decorado con manzanas, como símbolo de las tentaciones de que Cristo nos vino a redimir. Las esferas, han cambiado su simbolismo del pecado y ahora se les atribuye ser el símbolo de las oraciones que hacemos durante el período de Adviento, teniendo sus colores también un significado simbólico:

azules, oraciones de arrepentimiento
plateadas, de agradecimiento
doradas, de alabanza
rojas, de petición

Lazos, guirnaldas: símbolos de la unión familiar y la alegría.
Luces: son la representación de la luz que Jesucristo trajo al mundo con su venida.
También se suelen poner adornos de diversas figuras en el árbol de Navidad. Éstos representan las buenas acciones y sacrificios: los "regalos" que le daremos a Jesús en la Navidad.

Esa es la historia del árbol y de la Navidad. Muchos deberíamos ver en el árbol de Navidad más que una simple tradición de otros tiempos o una mera decoración ambiental. ¿Por qué no dejarnos iluminar por el significado más profundo de las esferas, de las frutas o de las obleas? ¡Navidad!
Hay que cantar, danzar y celebrarlo en grande, porque al lado del árbol vuelve a nacer un bebé-Dios.
Para aprovechar la tradición:
Se sugiere adornar el árbol de Navidad a lo largo de todo el Adviento, explicando a los niños su profundo simbolismo cristiano. Los niños elaborarán sus propias esferas (24 a 28, dependiendo de los días que tenga el Adviento) con una oración o un propósito en cada una. Conforme pasen los días, las irán colgando en el árbol de Navidad, hasta el día del Nacimiento de Jesús.

sábado, 15 de diciembre de 2018

Significado de la Navidad



La Navidad, su verdadero significado
En estos días nuestro mundo está sumergido en una vorágine mercantilista que poco tiene de cristiano, recordemos el verdadero significado de la Navidad y preparemos nuestros corazones como un pesebre adecuado para que Nuestro Señor repose en él.

1.- LA FIESTA DE LA NAVIDAD:

La fiesta de Navidad fue instituida por la Iglesia en el siglo IV y es originaria de la Iglesia latina y mas propiamente de la Sede Apostólica de Roma.

Por falta de documentos exactos sobre el nacimiento de nuestro Señor, no existe una certeza absoluta acerca del año, que algunos escritores sagrados y profanos señalan entre el 747 y 749 de la fundación de Roma (del 7 al 5 A.C.), y del día, que han hecho oscilar entre el 25 de marzo y el 17 de diciembre.

Hay pruebas del este griego y del oeste latino donde los cristianos intentaban averiguar la fecha del nacimiento de Cristo mucho antes de que lo empezaran a celebrar de una forma litúrgica, incluso en los siglos II y III. De hecho, las pruebas indican que la atribución a la fecha de 25 de diciembre fue una consecuencia de los intentos por determinar cuándo se debía celebrar su muerte y resurrección.

Para profundizar más sobre este tema, pueden leer el siguiente artículo: "Calculando la Navidad: la auténtica historia del 25 de diciembre"

2.- EL 25 DE DICIEMBRE Y LA NAVIDAD:

La Navidad se celebra el 25 de diciembre, (visitar el enlace del párrafo anterior para más información sobre el tema). Navidad no es el 24 de diciembre, es TODO el 25 de diciembre. Eso sí: Navidad NO ES LA CELEBRACION DE UNA FECHA, SINO DE UN HECHO, el nacimiento del Salvador, evento absolutamente decisivo en la historia de la salvación. Es entonces una conmemoración del significado de ese hecho. Se lee en las profecías:

Porque un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado; le ponen en el hombro el distintivo del rey y proclaman su nombre: "Consejero admirable, Dios fuerte, Padre que no muere, príncipe de la Paz." (Is 9, 5)
Ese hecho fue de tal magnitud que todo el cielo lo celebró:

De pronto una multitud de seres celestiales aparecieron junto al ángel, y alababan a Dios con estas palabras: "Gloria a Dios en lo más alto del cielo y en la tierra paz a los hombres: ésta es la hora de su gracia". (Lc 2, 13-14)
Nosotros, los beneficiados con este hecho, tenemos no solamente motivos sino una verdadera obligación de celebrarlo.

Como lo importante es el significado, todo lo anterior se resume en que debemos ser conscientes de que hubo un día en el que Dios encarnado llegó a nuestras vidas, las cuales deben estar listas para fructificar bajo su luz ("Yo soy la luz del mundo" dijo Jesús en Jn 8, 12), de aquí que la temporada de adviento sea de penitencia y reflexión (ese es el sentido del color morado en los trajes de los sacerdotes en las misas, el mismo color de la cuaresma). Como dijo el Santo Padre Juan Pablo II:

"Jesús nace para la humanidad que busca libertad y paz; nace para todo hombre oprimido por el pecado, necesitado de salvación y sediento de esperanza."
3.- LA NAVIDAD CRISTIANA Y LA NAVIDAD CONSUMISTA:

Navidad es una fiesta que está bajo un ataque tremendo en estos últimos tiempos. Santa Claus ha tomado el lugar de Jesús-niño y el mall o el centro comercial ha tomado el lugar del templo. Que triste que el Domingo antes de Navidad los estacionamientos de las Iglesias estén vacíos y en los centros comerciales sea una hazaña encontrar un lugar donde estacionar el automovil. Dice la Palabra de Dios:"Donde está tu tesoro, allí esta tu corazón" (Mat.6:21) ¿Dónde está tu corazón? ¿En un centro comercial?…. ¿Cuando llegue la tribulación a tu vida, a donde vas a ir a buscar consuelo y paz? ¿Al centro comercial?

Navidad es una fiesta de cumpleaños donde se le compran regalos a todos menos al niño que se festeja. Donde se hace una fiesta y no se invita al homenajeado, donde hoy -tristemente- se trata de que no se mencione el nombre del niño que nació, su nombre es Jesús.

El Apóstol Pablo, un hombre que un día fue su enemigo y que se rindió a El, dice que: frente a ese nombre se doblará toda rodilla en el cielo, en la tierra, y hasta en el infierno y a este "nombre sobre todo nombre" lo queremos borrar de nuestras vidas.

Para más confusión y desconsuelo en los últimos años, hemos visto surgir ciertos lideres de distintas denominaciones cristianas que se han sumado a la campaña de enemigos de la Navidad. Ellos, desde estaciones radiales gritan: ¡Es una fiesta pagana!, y basan su "guerra santa" contra la celebración del nacimiento de Jesús, en la creencia de que en la antigua Roma ese día la fiesta del "sol invicto"... al diablo no le faltan "casualidades". Otros estudiosos de la Palabra de Dios reclaman que Jesús no nació en esta fecha y proponen como solución al tema el olvidarse de esta fiesta. Pobres predicadores que quieren privar al cristianismo de lo más hermoso de Aquel que le dio vida, la sensibilidad.

Para los que unen sus fuerzas con el enemigo aclaremos algunos puntos:

Los cristianos no celebramos fechas, celebramos hechos. Nosotros nos alegramos y celebramos el hecho de Aquel que no cabe en el universo quiso nacer de una virgen en este pequeño planeta del inmenso universo para reconciliar al hombre con su Creador.

Como todo hecho neotestamentario, la Navidad tiene precedencia bíblica. Inclusive, el día 25 de Diciembre ya era celebrado en el antiguo pacto.

En 1 Macabeos 4, 52-53 leemos:

"52 El día veinticinco del noveno mes, llamado Quisleu, del año ciento cuarenta y ocho, se levantaron al despuntar el alba y ofrecieron un sacrificio conforme a la Ley, sobre el nuevo altar de los holocaustos que habían erigido"
Obviamente los no católicos no incluyen este libro en su canon, no lo consideran libro de inspiración divina, pero no pueden negar su valor histórico.

Judas Macabeo y sus hermanos ordenaron a los sacerdotes que purificaran el santuario y echaran fuera el altar profanado. En su lugar se edificó un nuevo altar y en la madrugada del 25 de Quisleu, correspondiente a nuestro mes de diciembre, fue consagrado. La fachada del templo fue adornada, se encendieron luces y fue grande la alegría en el pueblo.

También en la madrugada del 25 de quisleu, los cristianos celebramos el nacimiento de Jesús. Así como el altar profanado fue echado fuera y se construyó un altar nuevo, así también el sacrificio antiguo y una ley profanada por preceptos humanos fueron anulados con el nacimiento del Mesías y un nuevo altar con un sacrificio perfecto fue instaurado para regocijo y salvación de toda la humanidad.

Este es el verdadero sentido de la Navidad, cuyo centro es Jesús y no un evento comercial o una fiesta pagana. Rescatemos la Navidad para Cristo y cantemos con los ángeles de Belén: "Gloria a Dios en las alturas y Paz en la tierra a los hombres que confían en Él."

¿Hemos de limitarnos a llenarnos de signos exteriores, como hermosos adornos, guirnaldas y enormes árboles de navidad?, ¿hemos de limitarnos a servir opulentas cenas y entregar costosos regalos?, ¿hemos de limitarnos a arreglarnos y vestirnos lo mejor que podamos?, todo eso tan sólo son adornos para el exterior.

Recordemos lo que el Señor Jesús nos dijo:

"Cuiden de ustedes mismos, no sea que la vida depravada, las borracheras o las preocupaciones de este mundo los vuelvan interiormente torpes y ese día caiga sobre ustedes de improviso..." Lucas 21, 34

"¡Ay de ustedes, maestros de la Ley y fariseos, que son unos hipócritas! Ustedes son como sepulcros bien pintados, que se ven maravillosos, pero que por dentro están llenos de huesos y de toda clase de podredumbre. Ustedes también aparentan como que fueran personas muy correctas, pero en su interior están llenos de falsedad y de maldad. " (Mt 23, 27-28)

"El Señor le dijo: "Así son ustedes, los fariseos. Ustedes limpian por fuera las copas y platos, pero el interior de ustedes está lleno de rapiñas y perversidades. ¡Insensatos! " (Lc 11, 39-40)
La dureza de la expresión es significativa, porque el que se concentra tan sólo en lo exterior, está irrespetando a Dios, siendo que lo sensato es preparar nuestro corazón para que el Señor venga, hacer renovación de nuestro interior, renovación que no es posible sin el Señor. Por eso pide el salmista:

"Crea en mí, oh Dios, un corazón puro, renueva en mi interior un firme espíritu." (Sal 51, 12)
Y es que el Señor no rechaza el corazón que se convierte honestamente:

"Mi espíritu quebrantado a Dios ofreceré, pues no desdeñas a un corazón contrito." (Sal 51, 19)
En fin, que esta temporada de Adviento camino de la Navidad, y la Navidad misma, sean ocasión especial para que el Señor nos regale un corazón sensato:

"Enséñanos lo que valen nuestros días, para que adquiramos un corazón sensato." (Sal 90, 12)

"Les daré un corazón nuevo y pondré en su interior un espíritu nuevo. Quitaré de su carne su corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Así caminarán según mis mandamientos, observarán mis leyes y las pondrán en práctica; entonces serán mi pueblo y yo seré su Dios." (Ez 11, 19-20)
Así es que tiene sentido la Navidad. Así es que tienen sentido los adornos y las celebraciones, pero en la sencillez que gusta al Señor que es la que conviene a nuestra naturaleza y todo como testigos de una realidad eterna y no pasajera.

Que esta Navidad sea otra ocasión para el nacimiento de Jesús pero en nuestro corazón, lo que supone que nazcamos a la nueva vida como El mismo nos lo enseñó:

"En verdad te digo que nadie puede ver el Reino de Dios si no nace de nuevo desde arriba". Nicodemo le dijo: "¿Cómo renacerá el hombre ya viejo? ¿Quién volverá al vientre de su madre para nacer otra vez?" Jesús le contestó: "En verdad te digo: El que no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. Lo que nace de la carne es carne, y lo que nace del Espíritu es espíritu". (Jn 3, 4-6)

http://es.catholic.net/

Teenangels


Teenangels es una banda pop formada a partir del éxito de la tira argentina Casi Ángeles (creada por Cris Morena y emitida por Telefé). La banda estuvo formada hasta fines de 2010 por Mariana Espósito, María Eugenia Suárez, Nicolás Riera, Gastón Dalmau y Peter Lanzani; aunque Nicolás Vázquez, Emilia Attias, Mariano Torre, Benjamín Amadeo y el grupo Man! también participaron cantando en los diferentes álbumes.
Después de la publicación del primer trabajo discográfico de la banda, el grupo efectuó una presentación en el Gran Rex y se presenta en dicho teatro en las vacaciones de invierno de cada año, ofreciendo un show acorde a la temporada televisiva emitida, renovando puesta en escena y canciones.
En 2010, se emitió la cuarta y última temporada de la telenovela y en un confuso y poco claro episodio se alejó María Eugenia Suárez.
En 2011, Teenangels lanzó un nuevo álbum con una nueva integrante, Rocío Irgazabal, la cual tomó el lugar de Suárez.
En 2012, la banda juvenil anuncia su final y se despide en El Teatro Gran Rex los días 16 y 17 de Junio. La canción himno de esos shows es "Baja el telón". Así editan su último álbum, "La despedida", que posee éxitos anteriores y canciones nuevas como "Baja el telón", "Integridad perfecta" y "Llega en forma de amor".
Gracias por dejarnos tan lindas canciones!!!

viernes, 14 de diciembre de 2018

La protección del Manto de la Virgen María

Gabriel es el Ángel de la Anunciación. Es el que se presentó a la Virgen María para comunicarle que llevaba en su vientre al Hijo de Dios. Mariano significa "Devoto de María". 
Ella nos hizo una promesa: jamás nos abandonaría. Así como una madre abnegada vela por sus hijos, así vela por nosotros si confiamos en ella y ponemos en sus manos nuestras dudas, nuestras tristezas, nuestra lucha cotidiana.



Cuando estés en un momento de tribulación y necesites una guía, cierra los ojos y deja que el Espíritu Santo sea en tí. Llénate de su Silenciosa Presencia y sentirás como cambia tu ánimo, se eleva tu energía y comienzas a sentirte mejor. Al poco tiempo recibirás una señal, tendrás respuestas a tus preguntas, podrás ver con mayor claridad. No hay nada sobrenatural en ello. Es tan simple como cerrar los ojos y estar en paz para que la voz del alma se exprese en tu interior.
Jesús nos prometió vengan a mi todos ustedes que estén cansado de sus trabajos y de sus cargas y yo les daré descanso (Mt. 11-28)
El 8 de diciembre se celebró el día de la Inmaculada Concepción es una buena oportunidad para encomendarte a María, puedes encenderle una vela blanca o celeste a su imagen y hablarle con el corazón usando palabras sencillas. María te escuchará. Cuéntale tus alegrías y tristezas. Pídele que interceda por tí para abrirte los caminos de la vida y confía en ella. Este es un momento especial para ir preparándonos de a poco para la llegada de la Navidad. Diciembre es un mes de comunión interior y de relación con el espíritu.
Un momento de reconciliación con Dios. 
Si invitas a la Virgen a ser parte se tu vida, nunca más estarás solo.

jueves, 13 de diciembre de 2018

ADVIENTO Y NAVIDAD



1) EL ADVIENTO
SIGNIFICADO Y CONTENIDO
Adviento significa venida. Este tiempo nos prepara para la venida del Señor. La venida de Cristo al mundo se realiza en un triple plan:


PASADO: venida histórica a Palestina,
PRESENTE: venida sacramental, hoy,
FUTURO: venida gloriosa al fin del mundo.
Cristo está viniendo hoy y aquí, a nosotros, dentro de nosotros. Nos está haciendo concorpóreos suyos, solidarios de su persona y de su misterio redentor. Mediante el don de su palabra y de la eucaristía, Cristo se graba en nosotros. Nos hace su cuerpo. Su venida gloriosa al final de los tiempos no será otra cosa que la revelación de las venidas que ahora realiza en nosotros. Hay continuidad real entre su venida actual y su venida gloriosa. Exactamente igual como la semilla se prolonga en el fruto. Esta es la verdad de fe más grandiosa. Quien quiera encontrarse con el Cristo viviente, debe penetrar en el misterio de su presencia, a través de la liturgia. Es necesario que el cristiano tenga mirada interior. El adviento es radicalmente cercanía y presencia del Señor.
Poinsetia
LOS GRANDES TESTIGOS DEL ADVIENTO

Son tres: El profeta Isaías, Juan el Bautista y la Virgen María.
Isaías anuncia cómo será el Mesías que vendrá. Sacude la conciencia del pueblo para crear en él actitud de espera. Exige pureza de corazón.
Juan el Bautista señala quién es el Mesías, que ya ha venido. Él mismo es modelo de austeridad y de ardiente espera.
María es la figura clave del adviento. En ella culmina la espera de Israel. Es la más fiel acogedora de la palabra hecha carne. La recibe en su seno y en su corazón. Ella le prestó su vida y su sangre. María es Jesús comenzado. Ella hizo posible la primera navidad y es modelo y cauce para todas las venidas de Dios a los hombres. María, por su fidelidad, es tipo y madre de la Iglesia.
Poinsetia
LAS ACTITUDES FUNDAMENTALES DEL ADVIENTO

1. Actitud de espera. El mundo necesita de Dios. La humanidad está desencantada y desamparada. Las aspiraciones modernas de paz y de dicha, de unidad, de comunidad, son terreno preparado para la buena nueva. El adviento nos ayuda a comprender mejor el corazón del hombre y su tendencia insaciable de felicidad.
2. El retorno a Dios. La experiencia de frustración, de contingencia, de ambigüedad, de cautividad, de pérdida de la libertad exterior e interior de los hombres de hoy, puede suscitar la sed de Dios, y la necesidad de «subir a Jerusalén» como lugar de la morada de Dios, según los salmos de este tiempo. La infidelidad a Dios destruye al pueblo. Su fidelidad hace su verdadera historia e identidad. El adviento nos ayuda a conocer mejor a Dios y su amor al mundo. Nos da conocimiento interno de Cristo, que siendo rico por nosotros se hace pobre.
3. La conversión. Con Cristo, el reino está cerca dentro de nosotros. La voz del Bautista es el clamor del adviento: «Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; elévense los valles, desciendan los montes y colinas; que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale. Y todos verán la salvación de Dios ... » (Is 40,3-5). El adviento nos enseña a hacernos presentes en la historia de la salvación de los ambientes, a entender el amor como salida de nosotros mismos y la solidaridad plena con los que sufren.
4. Jesús es el Mesías. Será el liberador del hombre entero. Luchará contra todo el mal y lo vencerá no por la violencia, sino por el camino de una victimación de amor. La salvación pasa por el encuentro personal con Cristo.
5. Gozo y alegría. El reino de Cristo no es sólo algo social y externo, sino interior y profundo. La venida del Mesías constituye el anuncio del gran gozo para el pueblo, de una alegría que conmueve hasta los mismos cielos cuando el pecador se arrepiente. El adviento nos enseña a conocer que Cristo, y su pascua, es la fiesta segura y definitiva de la nueva humanidad.
Web católico de Javier

miércoles, 12 de diciembre de 2018

13 de diciembre: Día de Santa Lucía



Santa Lucía de Siracusa. Lucía significa “luminosa” o “llena de luz”. Usualmente la representan llevando un plato donde estarían sus ojos, ya que, según la tradición, estos les fueron arrancados por proclamar firmemente su fe durante la persecución a cristianos. Recordamos a esta santa el día 13 de diciembre.

Santa Lucía, nació y murió en Siracusa, ciudad italiana. Según la tradición, Lucía era parte de una familia noble y rica, y fue criada en la fe cristiana. Se dice que quedaría huérfana de padre a una edad temprana. Desde muy joven, habría ya consagrado su vida a Dios y haría un voto de virginidad.

Al momento en el que Santa Lucía alcanzara la edad necesaria, su madre la habría comprometido con un joven pagano. Pero en esa época, su madre caería gravemente enferma, por lo que Lucía le propuso ir a orar al sepulcro de la venerada Santa Agueda, en Catania, donde se frecuentaban curaciones milagrosas.

La leyenda diría que Santa Agueda se le parecería en sueños a Santa Lucía y le diría serenamente: “Lucía, hermana querida, ¿por qué me pides a mí lo que tú misma puedes obtener en favor de tu madre?”.

La Santa le afirmaría a Lucía que, gracias a su fe, su madre habría sido liberada de su enfermedad, por lo que, cuando Lucía despertó de su trance, le daría la noticia a su madre, y ésta en agradecimiento, cumpliría una propuesta que le daría Santa Lucía: entregar a los pobres de Cristo, la dote que pensaba darle a ella y también, anularía el compromiso con su prometido.

Estas acciones irritaron al joven pagano, quien terminaría acusando Lucía ante el juez Pascasio por ser cristiana. Santa Lucía fue llevada ante el tribunal, donde confesó ser de fe cristiana y fue condenada a su martirio, donde intentaron prenderla en fuego, pero su cuerpo virginal quedó intacto, por lo que luego sería atravesada con una espada en su garganta, para finalmente ser enterrada en Siracusa.
Santa Lucía protege nuestra vista.


martes, 11 de diciembre de 2018

12 de Diciembre: Nuestra Señora de Guadalupe

Un sábado de 1531 a principios de diciembre, un indio llamado Juan Diego, iba muy de madrugada del pueblo en que residía a la ciudad de México a asistir a sus clases de catecismo y a oír la Santa Misa. Al llegar junto al cerro llamado Tepeyac amanecía y escuchó una voz que lo llamaba por su nombre.

Él subió a la cumbre y vio a una Señora de sobrehumana belleza, cuyo vestido era brillante como el sol, la cual con palabras muy amables y atentas le dijo: "Juanito: el más pequeño de mis hijos, yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive. Deseo vivamente que se me construya aquí un templo, para en él mostrar y prodigar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a todos los moradores de esta tierra y a todos los que me invoquen y en Mí confíen. Ve donde el Señor Obispo y dile que deseo un templo en este llano. Anda y pon en ello todo tu esfuerzo".

De regresó a su pueblo Juan Diego se encontró de nuevo con la Virgen María y le explicó lo ocurrido. La Virgen le pidió que al día siguiente fuera nuevamente a hablar con el obispo y le repitiera el mensaje. Esta vez el obispo, luego de oir a Juan Diego le dijo que debía ir y decirle a la Señora que le diese alguna señal que probara que era la Madre de Dios y que era su voluntad que se le construyera un templo.

De regreso, Juan Diego halló a María y le narró los hechos. La Virgen le mandó que volviese al día siguiente al mismo lugar pues allí le daría la señal. Al día siguiente Juan Diego no pudo volver al cerro pues su tío Juan Bernardino estaba muy enfermo. La madrugada del 12 de diciembre Juan Diego marchó a toda prisa para conseguir un sacerdote a su tío pues se estaba muriendo. Al llegar al lugar por donde debía encontrarse con la Señora prefirió tomar otro camino para evitarla. De pronto María salió a su encuentro y le preguntó a dónde iba.

El indio avergonzado le explicó lo que ocurría. La Virgen dijo a Juan Diego que no se preocupara, que su tío no moriría y que ya estaba sano. Entonces el indio le pidió la señal que debía llevar al obispo. María le dijo que subiera a la cumbre del cerro donde halló rosas de Castilla frescas y poniéndose la tilma, cortó cuantas pudo y se las llevó al obispo.

Una vez ante Monseñor Zumarraga Juan Diego desplegó su manta, cayeron al suelo las rosas y en la tilma estaba pintada con lo que hoy se conoce como la imagen de la Virgen de Guadalupe. Viendo esto, el obispo llevó la imagen santa a la Iglesia Mayor y edificó una ermita en el lugar que había señalado el indio.

Pio X la proclamó como "Patrona de toda la América Latina", Pio XI de todas las "Américas", Pio XII la llamó "Emperatriz de las Américas" y Juan XXIII "La Misionera Celeste del Nuevo Mundo" y "la Madre de las Américas".

La imagen de la Virgen de Guadalupe se venera en México con grandísima devoción, y los milagros obtenidos por los que rezan a la Virgen de Guadalupe son extraordinarios.
Nuestra Señora de Guadalupe protege a nuestras Américas.

lunes, 10 de diciembre de 2018

11 de Diciembre: Día Nacional del Tango

El 11 de diciembre celebramos el día del tango en homenaje al nacimiento de Carlos Gardel, el Zorzal Criollo, ídolo y figura que representa al tango, como su mayor intérprete y en homenaje al nacimiento del gran director de orquesta Julio De Caro, se instituyó por decreto 3781/80 del P.E.N. el DIA NACIONAL DEL TANGO.

La música ciudadana nació por el sur, alrededor de 1880, allá en los Corrales Viejos, con flauta, guitarra y arpa, en los bailes públicos entre compadritos. Recorrió los cuartos de Palermo y metió ruido en los peringundines del Centro y en Monserrat, para representar el sentir de los compadritos, que bailaban en los patios de los conventillos, terminando de formar su personalidad, cuando unió la mitad del lenguaje musical de dibujar con los pies a las cadencias chamuyadas de las letras. Pero como es pueblo, se fue metiendo en el corazón de todo porteño y luego de cada provinciano o inmigrante, para enamorarlo y seducirlo.

Del arrabal llego a la sociedad patricia, de la mano de la juventud, que en la primavera del año 1914, festejo en el internado de medicina su primer baile, imitando a los jóvenes franceses, presidiendo la mesa un intelectual de renombre, en esta oportunidad Ricardo Rojas. Decidieron cambiar la chatura de las reuniones anteriores, poniéndole la luz propia del Tango. Che, se instalo en el internado para seguir creciendo.

En 1920 brillaba el Palais de Glace, donde le sacaban viruta al piso y los acordes melodiosos de las grandes orquestas sonaban moviendo a los duendes del Tango.

Los memoriosos dicen que la aparición de la palabra Tango, en una obra teatral se produjo en 1891, al estrenarse la obra "Julián Jiménez". La primera etapa de conquistar las tablas fue el estilo zarzuelero, imponiendo el baile liso sin los cortes y quebradas, firuletes y el estilo gambeteador. Luego llegaría la incorporación total, con la letra, que necesitaba de un personaje para la actuación e interpretación.

Con el correr de los tiempos se fue popularizando cada vez mas, aparecieron las figuras y las orquestas. que iban ganado seguidores. Las milongas atraían a mas fanáticos y llego a su punto máximo.

1890 Nació CARLOS GARDEL

Para unos, los que sostienen lo que se suele llamar "historia oficial", habría nacido en Toulouse (Francia), para otros, la llamada "tesis uruguaya" habría nacido en el año 1887 en Tacuarembó (Uruguay) Pero esto es solo parte de las dificultades que encierra el curriculum de Gardel. Pasaron a ser sus posibles padres, desde Paul Laserre, a un primo hermano seminarista, desde el coronel uruguayo Escayola a un tipógrafo de Tacuarembó y por supuesto, existe quienes sostienen que Bertha no era la madre y existen documentos que certifican que sí lo era. Pero por sobre todas las polémicas surge la voz del cantor inimitable, arquetipo del intérprete del tango, maestro en quien abrevaron y abrevan todos los cantores que lo han seguido. Ídolo indiscutido, es el más fiel representante del tango en el extranjero. Cientos de calles, bustos, monumentos, placas, etc. diseminadas por todo el mundo así lo certifican. Grabó lo más importante del repertorio tanguero de principios de siglo. Marcó un hito en 1917 al interpretar "Mi noche triste" y a partir de ese momento su voz y el tango fueron sinónimos. Su personalidad bien porteña quedó representada por sus dos pasiones, el deporte de los reyes con su caballo "Lunático" y el fútbol, con su gran amor por el Racing Club de Avellaneda. Murió trágicamente en un accidente de aviación, en Medellín el 24 de junio de 1935.

1899 JULIO DE CARO nace en Buenos Aires

Violinista, compositor y director de orquesta. Estudió con su padre José De Caro que tenía un prestigioso conservatorio. Creador de un estilo muy particular que revoluciona el tango. Continuador de Tito Rocatagliatta, se inició con la orquesta de Arolas pasando luego al sexteto de Juan C. Cobián quien al irse a Estados Unidos lo deja a su cargo. Integró las orquestas de R. Firpo, Brignolo, Minotto, el "Cuarteto de maestros" y en 1924 formó su propia agrupación. Viajó por Europa llevando el tango. En 1931 regresa y forma su famosa orquesta sinfónica de 56 profesores, que más tarde, en 1937 amplia a 76 músicos. Participa en la filmación de la película "Luces de Buenos Aires" que interpretara Carlos Gardel. En 1917 escribió su primer tango "Mala pinta" y posteriormente "Boedo", "Buen amigo", "La rayuela", "El monito", "El bajel", "Malajunta", "Tierra querida", "Guardia vieja", "Orgullo criollo", "El mareo" y tantos otros famosos hasta llegar a "Todo el año es carnaval". Murió en Mar del Plata del 11 de marzo de 1980. 
Hermosos tangos en su día.